viernes, 10 de julio de 2009

Roberto Carlos nació el 19 de abril de 1943 en Cachoeiro de Itapemirim, una ciudad del estado de Espírito Santo, a 400 kilómetros al noreste de Río de Janeiro.

A los 6 años ya cantaba en las emisoras de radio locales los éxitos de los cantantes brasileños de la época.

De estos rústicos comienzos nacería una de las grandes figuras de la música latina del siglo veinte. Aquí se asentaron sus raíces, junto con algunas lecciones de piano en el conservatorio local y un montón de sueños y esperanzas.

En 1957 la familia de Roberto se traslada a vivir a Río de Janeiro. Allí Roberto forma un grupo musical con amigos de su barrio al que pusieron el nombre de "The Sputniks". A la cabeza del grupo, Roberto Carlos inmediatamente llamó la atención del público y en un programa de radio en directo, el presentador le anunció como el "Elvis brasileño".

Los aplausos de la audiencia no impresionaban al joven artista que ya recorría los clubs nocturnos de la ciudad imitando a João Gilberto, mientras buscaba compañía discográfica. Fue durante esta época cuando conoció al entonces director de Columbia en Brasil que le hizo una prueba. Semanas más tarde, su primer disco, a 78rpm, llegaba a las tiendas. Al poco tiempo, tuvo la oportunidad

de grabar una nueva canción "Louco por Você" (Loco por tí) que se convirtió en éxito inmediato. Las emisoras de televisión comenzaron a presentarlo en los programas musicales más importantes del país, comenzando una larga carrera de éxitos que se extiende hasta la actualidad.

LOS SESENTA – La Aventura de La Jovem Guarda.

Con el éxito del álbum "Louco por Você" (Loco por tí) en 1961, Roberto comienza a ser conocido fuera de las ciudades de Río y Sao Paulo y las invitaciónes para actuar en otras ciudades comienzan a multiplicarse. En 1963, el álbum "Splish Splash" convierte a Roberto Carlos en uno de los artistas jóvenes más populares de la época. Un año después, Roberto lanza "É Proibido Fumar" (Está Prohibido Fumar), un álbum lleno de éxitos que se convertirían en clásicos de la música brasileña, como "O Calhambeque" (La Carroza) y el tema que le daba título.

En este tiempo la música de Roberto se dirigía especialmente a la juventud y los jóvenes brasileños comenzaban a verle como el artista más influyente de las nuevas generaciones. Con la explosión de los Beatles, el rock comenzó a invadir el país y la televisión se hizo eco de las nuevas corrientes musicales en un programa que vendría a ser el abanderado de la nueva música brasileña: Jovem Guarda.

Roberto Carlos fue invitado a presentar el programa que, desde sus primeras emisiones, rompió récords de audiencia en el país. En 1965, le lanzamiento del álbum "Jovem Guarda" produjo toda una revolución musical con el sencillo "Quero que Vá Tudo pro Inferno" (Quiero que Todo se Vaya al Infierno) con un mensaje bastante audaz para aquellos tiempos.

Junto con sus compañéros Erasmo Carlos y Wanderléa, Roberto Carlos dictaba la moda de la juventud brasileña. Mientras dos de sus temas ocupaban el Nº. 1 en las emisoras de radio, sus seguidores esperaban ansiosos el lanzamiento de su nuevo álbum, previsto para el final de 1966: una auténtica colección de éxitos como "Eu te Darei o Céu" (Yo te Daría el Cielo), "Nossa Canção" (Nuestra Canción), "Negro Gato" y "Namoradinha de um Amigo Meu" (Enamorada de un Amigo Mío), entreo otros.

En 1967, Jovem Guarda estaba en la cima de su éxito. La fama de Roberto Carlos llegaba hasta Francia, donde actuó en el MIDEM en Cannes. Su último álbum "Roberto Carlos em Ritmo de Aventura" (Roberto Carlos a Ritmo de Aventura) produjo varios éxitos e introdujo a Roberto en el mundo del cine un año más tarde. Roberto ampliaba su campo de acción. Este mismo año viajó a Italia para participar en el Festival de la Canción de San Remo, donde consiguió el primer premio con el tema de Sergio Endrigo "Canzone per Te" (Canción para Tí); Roberto fue el primer artista extranjero que ganó el festival. En Brasil, el álbum "O Inimitável Roberto Carlos" (El Inimitable Roberto Carlos) aumentó la colección de éxitos del artista con temas como "Se Você Pensa" (Si piensas) y "Ciúme de Você" (Cielos tuyos).


El año siguiente comenzó con el lanzamiento de la película "Roberto Carlos e o Diamante Cor-de-Rosa" (Roberto Carlos y el Diamante Rosa). Musicalmente Roberto ya no estaba "a ritmo de aventura". Su madurez como compositor e intérprete comenzó a hacerse evidente en el nuevo álbum. Canciones como "Sua Estupidez" (Su Estupidez) y "As Cuvas da Strada de Santos" (Las Curvas de la Calle de los Santos) son el adelanto del Roberto Carlos romántico que se desarrollaría en las próximas décadas.

LOS SETENTA: Románticos.

1970 fuel el año de su primera temporada en el Canecão, un lugar tradicional de conciertos en Río de Janeiro. El "Supershow" fue escrito y dirigido por Miele y Ronaldo Bôscoli, dos de los nombres más importantes en el "showbiz" brasilleño. El nuevo álbum contenía una melodía que cambió definitivamente su imagen ante el público: "Jesus Cristo". En 1971, "El Rey" era también un ídolo fuera del país, principalmente en los países de habla hispana. Sus ventas rompían récords en Brasil, y cada álbum alcanzaba el Disco de Oro y Platino. No podía ser de otra manera con discos conteniendo temas como "Dethales" (Detalles), "Amada Amante" y "Debaixo dos Caracóis do seus Cabelos" (Bajo los Rizos de sus Cabellos). En 1972 la cantante Ornella Vanoni llevó al Nº. 1 en Europa varios éxitos de Roberto Carlos, adaptados al italiano.

En 1974, Roberto Carlos grabó su primer álbum especial de Navidad para la cadena Globo. Estableciendo la costumbre, no interrumpida hasta la fecha, de lanzar un álbum por año con colaboraciones de artistas invitados. Junto con apariciones en radio y televisión, las ventas de sus álbumes incrementaban enormemente. Roberto Carlos fue el primer artista en alcanzar ventas superiores al millón de copias vendidas de cada uno de sus discos. Sus álbumes eran siempre éxito inmediato, alcanzando el Nº. 1 en las listas radiofónicas. En 1978, el álbum anual correspondiente, sobrepasó 1.5 millones de copias vendidas y en él se contenían los ya clásicos: "Café da Manhã" (Café de la Mañana), "Força Estranha" (Fuerza Extraña) y "Lady Laura". Ese mismo año, Roberto rompió récords de asistencia a sus actuaciones en el Canecão, a las que asistieron más de 250.000 personas.

Los setenta trajeron también dos importantes acontecimientos para "El Rey": su campaña en favor del Año Internacional del Niño fue un auténtico éxito y, más tarde, el tema "Amigo" fue la canción que recibió al Papa Juan Pablo II en su visita a México. El tema fue cantado por un coro de niños en la retransmisión mundial del acontecimiento.

LOS OCHENTA: Rompiendo Récords.

Con sus temas ya grabados por artistas universales, como de Julio Iglesias o Ray Conniff, Roberto Carlos finalmente graba un álbum en inglés con el que recorre varios países europeos y americanos. Como resultado de su éxito, CBS le concede el Cristal Globe, un galardón que se concede a los artista que han vendido más de 5 millones de discos fuera de su país de origen. Los álbumes de Roberto fueron lanzados en español, italiano, inglés y francés, además de portugués. En Portugal y en España el tema "Cama e Mesa" (Cama y Mesa) inauguró para Roberto la lista de éxitos de la nueva década, alcanzando el número uno en las emisoras de radio de la Península Ibérica.

En 1983, Roberto Carlos lanza "Emocões" (Emociones). Con un equipo de 110 personas, incluyendo 42 músicos de orquesta, Roberto llevó su espectáculo a todos los rincones de Brasil, visitando 18 ciudades de 14 estados del norte, noreste y centro. El álbum lanzado a finales de este mismo año mostró a un Roberto Carlos más romántico que nunca. Las ventas se aproximaron a los 2 millones de copias.

En los años seguientes, Roberto Carlos aumentó considerablemente su presencia en las emisoras de radio. Para dar una idea de ésta presencia en radio, los 10 temas del álbum del 1983 totalizaron 5.981 "tocadas". Canecão, el lugar tradicional de conciertos para Roberto Carlos, se había quedado pequeño para sus miles de seguidores. A comienzos de 1986, durante cuatro semanas consecutivas, Roberto se presentó en el Maracanãzinho, donde más de 100.000 personas acudieron a aplaudirle. En este mismo año, El Rey se presentó en el escenario del legendario Radio City Music Hall de Nueva York consiguiendo amplia repercusión en todos los medios. En 1988, tuvo el honor de ser el primer artista brasileño de CBS que lanzó al mercado un álbum en formato CD. La importancia de la figura artística de Roberto Carlos en Lationamérica fue reconocida con un Grammy a la Mejor Interpretación de Música Pop con "Se o Amor se Vai" (Si el Amor se Va).

LOS NOVENTA: Homenajes

En 1991, Roberto celebró su 50 cumpleaños con un concierto benéfico de la Hermana Dulce en São Paulo al que acudieron gran número de artistas y personalidades del país. Su álbum número 34, lanzado en 1992, mantuvo la línea romántica e incluyó una versión con influencias de "urban-country" de "Dicen que un hombre no debe llorar" de Los Panchos. El tema principal del álbum fue "Mulher Pequena" (Mujer Pequeña).

Los homenajes no acabarían en sus futuros álbumes. En 1994, el álbum correspondiente a ese año, presentaba el tema "O Taxista" (El Taxista) y en el de 1995 un canto a las mujeres que usan gafas. Un año más tarde, las mujeres de 40 también recibieron su homenaje con el tema "Mulher de 40" (Mujer de 40). El disco también contenía la oración "O Terço" y una nueva versión de "Como é Grande o meu Amor por Você" (Qué Grande es Mi Amor por Tí). El álbum tuvo una tirada inicial de 1 millón de ejemplares que, a los veinte días de su lanzamiento ya había superado en 300.000 ejemplares más.

En octubre de 1997, las canciones "Jesús Cristo" y "Nossa Senhora" (Nuestra Señora) fueron cantadas por Roberto Carlos ante 2 millones de personas durante la misa celebrada por el Papa Juan Pablo II en su visita a Brasil. A finales de año Roberto publicó un nuevo álbum en español; el primer año, desde 1963, en el que Roberto Carlos no lanzó su acostumbrado álbum en portugués. El álbum en español contenía una colección de temas latinos clásicos. En el 98, el nuevo álbum incluía cuatro temas originales más seis temas clásicos de su carrera grabados en el Teatro Olympia de São Paulo en 1997. La canción "Eu te Amo Tanto" es una bella melodía dedicada a su esposa.

En abril de 1999, para sorpresa de sus fans, Roberto Carlos lanzó en Brasil su nuevo álbum en portugués: "Mensagens" (Mensajes). Tras 30 años componiendo e interpretando temas sociales y religiosos, Roberto Carlos presenta un álbum de profundo sentido religioso que refleja las experiencias y espiritualidad de uno de los artistas más grandes que la música latina del siglo XX.

30 GRANDES CANCIONES.-

A lo largo de su carrera, Roberto Carlos ha producido algunas de las páginas más brillantes y emotivas de la música popular, tanto con sus temas en portugués como en español. Para abrir el siglo, Roberto Carlos nos ofrece un resumen completo de su dilatada carrera musical. Desde sus comienzos, fuertemente influenciados por el rock and roll de los primeros años, hasta sus últimas grabaciones, en las que, junto al amor, los temas sociales y religiosos son el foco principal de sus canciones, Roberto Carlos hace un repaso a los temas más significativos de su carrera que, en muchos de los casos, ya han dejado de ser simples canciones para convertirse en himnos o testimonios de la más variada experiencia humana. Basta hacer un repaso a la lista de temas que están contenidos en "Mis 30 Mejores Canciones", para uno darse cuenta que está ante un álbum que es también un calendario personal del siglo que se acaba.

Cada uno de estos temas forma parte de la historia personal de cientos de miles de personas que, en cualquier momento determinado de su vida, tuvieron una canción de Roberto Carlos para ilustrar sus sentimientos. "La Distancia", "Detalles", "El Gato Que Está Triste y Azul", "Emociones", "Un Millón de Amigos", "Propuesta", "Cama y Mesa", "Amada Amante"… títulos que encierran, no solamente recuerdos, sino también historia reciente y cotidiana, como un diario escrito cuyas páginas nos devuelven el tiempo pasado para hacerlo nuevo, válido y presente. Un retrato fiel de un artista que ha influido a varias generaciones con su música, su personalidad y su estilo, tan sencillo que sólo trasmite grandeza. La grandeza de un artista que ha hecho historia y seguirá haciéndola en los siglos venideros.

Su último trabajo, hasta ahora, "Amor sem limite" (Sony, 2000).

1 de septiembre de 2001

No hay comentarios:

Publicar un comentario